Certificado de calidad en la provincia de Córdoba

Certificado de calidad en la provincia de Córdoba

Las denominaciones de origen (DO), también llamadas denominaciones de origen protegidas (DOP), surgen para reconocer la calidad de determinados productos y ofrecer una garantía de cara al consumidor. En Córdoba, el aceite de oliva, el jamón ibérico, el vino y el vinagre están amparados por estos marcos de procedencia de modo que son siete las denominaciones de origen que avalan dichos productos de la tierra.

Las DO de Baena, Priego, Lucena y Montoro-Adamuz son las que reconocen la cualidad, el carácter y la condición del llamado oro líquido, ligado por su tradición histórica a Córdoba y de reconocida fama mundial, sin olvidar su peso económico, social y cultural.

En lo que se refiere a los productos derivados del cerdo ibérico, han estado siempre ligados a la dehesa de Sierra Morena, al norte de la provincia de Córdoba, donde estos animales se crían en plena libertad. Surge así la denominación de origen Los Pedroches, cuya cualidad queda refrendada por cuatro factores básicos: la raza, la edad avanzada, la crianza en libertad y continuo movimiento y, finalmente, la alimentación exclusivamente a base de bellota e hierba.

El vino de la DO de Montilla-Moriles, por su parte, goza de fama internacional y es una pieza fundamental de la gastronomía cordobesa. Se extiende por todo el sur de la provincia de Córdoba, cultivándose diferentes variedades de uva entre las que destacan Airén, Moscatel, Pedro Ximénez, Torrontés y Balad, un amplio abanico de sabores y olores que invitan a ser degustados. Bajo un mismo Consejo Regulador se ampara la DO Vinagres de Montilla-Moriles.

El peso de las producciones se puede cuantificar a través de los informes anuales que elabora el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, que son los únicos que permiten comparar las distintas zonas de producción protegidas.

El mayor número de denominaciones. El vino y el vinagre, el aceite de oliva y los jamones y las paletas ibéricos sitúan a la provincia de Córdoba como la provincia andaluza con mayor número de denominaciones de origen, con siete distintivos de calidad. La suma de las siete denominaciones de origen de Córdoba dejaron en la provincia en la campaña 2016, la última de la que se tienen datos del Ministerio de Agricultura, unos ingresos de 82,3 millones de euros, un valor ligeramente inferior al ejercicio anterior.

La promoción de las producciones agroalimentarias constituye un elemento clave a la hora de diseñar estrategias de comercialización. En esta línea, la Junta de Andalucía ha concedido un total de 565.994 euros a las denominaciones de origen de Córdoba en la última convocatoria de ayudas a la promoción en el mercado interior de productos agroalimentarios amparados por un régimen de calidad. En este marco del Programa de Desarrollo Rural de Andalucía 2014 – 2020 ha dos líneas diferenciadas estableciendo una específica para el apoyo al sector oleícola y aceituna de mesa y otra para el resto.

Your email address will not be published. Required fields are marked *