Reduce los niveles de colesterol

Reduce los niveles de colesterol

¿Es mejor el aceite de oliva virgen extra que otros aceites?

La respuesta a esta pregunta ha de ser un rotundo sí. Aliñar tus ensaladas o cocinar con aceite de oliva virgen extra es mucho más beneficioso porque contiene un grado de grasas monoinsaturadas mucho mayor que el aceite de oliva virgen, que el aceite de oliva y por supuesto es mucho más beneficioso que el aceite de girasol y no digamos nada ya sobre los aceites vegetales de coco o de palma. Estos últimos presentan un nivel muy alto de grasas saturadas y por tanto perjudiciales para la salud.

Cuando hablamos de aceite de oliva virgen extra estamos hablando del auténtico zumo de aceitunas. Un producto muy sano, sin mezclas y con un alto porcentaje de polifenoles. Los polifenoles son unos compuestos con un alto poder antioxidante que previene muchas enfermedades como el cáncer, enfermedades cardiovasculares y enfermedades neurodegenerativas.

El aceite de oliva virgen extra es un producto natural, sin mezclas de otros aceites. Está elaborado con la aceituna siempre en su punto exacto de maduración y utilizando la tecnología más moderna del mercado.

El consumo diario de aceite de oliva virgen extra origina un descenso del colesterol malo sin que haga descender el colesterol bueno. Todo lo contrario, potenciará los efectos beneficiosos del bueno porque entre otras funciones transportará el colesterol que sobre desde las arteritas hasta el hígado, donde será retirado del organismo.

Cuando compras una botella dónde sólo aparecen las palabras “aceite de oliva” tienes que saber que estás comprando un aceite refinado al que en muchas ocasiones se le añade aceite de oliva virgen extra para darle algo más de sabor, pero tienes que saber que estás perdiendo todas las propiedades beneficiosas del aceite de oliva virgen extra. Y por supuesto que esta diferencia se acentúa cuando adquieres otros tipos de aceites vegetales